Las “tonterías” de Santiago Abascal crearan más paro y pobreza en Andalucía

Las “tonterías” de Santiago Abascal crearan más paro y pobreza en Andalucía

noviembre 7, 2019 0 Por admin

Málaga, 7 de noviembre 2019. Pedro I. Altamirano @altamiranoMLG

En plena campaña electoral, y con el depósito de las “tonterías electorales” a pleno rendimiento, el Señor Santiago Abascal, candidato de VoX a la presidencia del Gobierno, se le ocurre declarar que, como respuesta a las reticencias del Reino Unido a la petición por parte del magistrado de la Sala II del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha emitido órdenes europeas de detención y entrega contra Clara Ponsatí, hay que cerrar la verja de Gibraltar.

Este hombre con este exceso de “testosterona política” demuestra su nulo conocimiento de la realidad del Campo de Gibraltar, una, por no decir la comarca con más paro endémico de toda Europa, y que vive, casi de forma exclusiva de la colonia británica. Desconoce que, el grave problema del narcotráfico y el contrabando de tabaco, inherente a la falta de empleo, y por desgracia para muchos, ser explotado por las redes mafiosas como única alternativa para no morir de hambre.

Desconoce el importante flujo económico que deja la colonia, no solo ya en la comarca del Campo de Gibraltar, sino en toda la Costa del Sol y su entorno a todos los niveles. Desconoce que, poco a poco, los gibraltareños comienzan a ver Andalucía de otro modo, y que cada vez hay mas unión entra ambas partes de la verja. Desconoce que, si no fuera por Gibraltar, los niveles de paro serían insoportables, y que la comarca seria un verdadero polvorín social permanente, que supondría el abandono de la comarca a manos de la emigración forzada. Demuestra un total desconocimiento de la realidad del Campo de Gibraltar, y un total desprecio a los andaluces.

No se puede jugar con el modo de ganarse la vida de los ciudadanos sin antes no darle solución y alternativas de trabajo y futuro. No se pude intentar destrozar las vidas de tantas personas y de toda una comarca, sin antes no crear puestos de trabajo alternativos, y garantizar un futuro a esas personas, como siempre, las más débiles que siempre pagan los platos rotos. No se puede jugar, no se pueden decir ocurrencias, proponer verdaderas “tonterías” que destrozan la vida de las personas y de los pueblos, a cambio de un puñado de votos de aquellos a los que solo le gusta escuchar a tontos que dicen tonterías (tonto no es un insulto, es definir al que hace o dice tonterías)

El Señor Santiago Abascal, lo primero que debería saber es que, quien se propone para presidir un gobierno, es cuidar sus palabras para no perjudicar ni a las personas, ni a los pueblos, ni al País que se quiere defender, por que las consecuencias la pagamos todos.