Valencina-Nord: un proyecto Arqueológico alemán en Andalucía

Valencina-Nord: un proyecto Arqueológico alemán en Andalucía

septiembre 22, 2019 0 Por Rafael Sanmartin
  • La Junta de Andalucía continúa dando la espalda a la cultura de la mayor parte de la Comunidad

El Ayuntamiento de Valencina de la Concepción, centro de la mayor concentración de dólmenes de toda la península, bienes históricos que se extienden a varios municipios, como Castilleja de Guzmán, Gines y Salteras, no se ha visto solo, gracias a la la colaboración de la Universidad germana de Wuzburgo y al Instituto Arqueológico alemán, que han podido cubrir la participación negada por la actual Junta de Andalucía, indiferente a cuanto suponga cultura, más aún si se encuentra en el entorno de Sevilla.

El sitio de Valencina lleva abandonado varias décadas, con el gobierno anterior y el actual sigue su misma estela. Gracias a los investigadores alemanes, los dólmenes abandonados y en peligro de derrumbamiento, debido a la falta de interés pública, están siendo catalogados y recuperados. En el yacimiento prehistórico de “El Cerro de la Cabeza” se estan realizando excavaciones en dos sectores distintos, uno en la parte alta, dónde han aparecido varias líneas de fosos, detectados por las prospecciones geomagnéticas y la otra en la parte baja, dónde se ha descubierto un fondo de cabañas y zonas de taller. El Ayuntamiento está preparando una jornada de puertas abiertas para el próximo mes de octubre, a fin de dar a conocer esta riqueza patrimonial.

Valencina de la Concepción una población de 7.800 habitantes, situada a 8 km. de Sevilla, ha encontrado por fin la solución para abrir, descubrir e investigar el Lugar, un lugar de alto valor histórico y didáctico, gracias a la ayuda de la Universidad y los arqueólogos alemanes, quienes, con toda seguridad, no adjudicarán los hallazgos a los fenicios, como se ha puesto de moda hacer por los arqueólogos andaluces. Tres equipos están trabajando en El Sitio de Valencina: el primero hace las prospecciones geofísicas, bajo la coordinación de Frank Falkenstren; el siguiente, cuyo responsable es Thomas Schummacher se dedica a las excavaciones. El último realiza los estudios de los materiales hallados, dirigido por Alfredo Mederos. Los trabajos están siendo muy productivo, por la riqueza histórica y patrimonial de lo hallado, lo que le ha valido el calificativo de “carácter internacional”.